¿QUÉ ES UNA CALIFICACIÓN DE RIESGO?

La información es un elemento esencial para el buen funcionamiento de los mercados financieros. La calificación de riesgo es una importante pieza de información adicional; y nos brinda una opinión fundamentada acerca del riesgo de incumplimiento de una emisión (riesgo de no pago). Por esta vía ayuda a la correcta formación de precios de los instrumentos financieros.

Una empresa que haya decidido emitir un valor para captar recursos del mercado buscará venderlos a los inversionistas interesados. Sin embargo, el valor aún no estaría listo para la venta porque el inversionista deseará evaluar la confiabilidad del emisor y de la emisión que éste ofrece. La calificación de riesgo emerge, especialmente en los mercados actuales, como un elemento de información que facilita el “dialogo” entre emisor e inversionista y ayuda a que el precio que se pague por el valor sea el correcto; al quedar en mejor evidencia cualquier potencial riesgo sobre recuperación de la inversión en que se incurre al comprar el valor.

En Paraguay, las escalas que se aplican son: AAA / AA / A / BBB / BB / B / C / D / E, donde AAA es la mejor; C se advierte la imposibilidad de pago, D es incumplimiento efectivo, y E corresponde a falta o incumplimiento en la entrega de información para la calificación. 

Todas las categorías llevan el prefijo py, para distinguir que se trata de una calificación a escala nacional. Las calificadoras utilizan a partir de sus análisis y proyecciones, una TENDENCIA probable de la calificación, que puede ser Positiva (se estima que puede subir), Estable (se espera que se mantenga) y Sensible (existen factores que podrían incidir en una baja de la calificación en el futuro). 

Orígenes de la calificación de riesgo 

La calificación de riesgo surgió a comienzos de siglo en Estados Unidos, junto con el nacimiento de las que actualmente son las mayores calificadoras del mundo. Lo que en un principio constituyó un novedoso avance en el manejo de la información relativa a los riesgos asociados a los diversos títulos de oferta pública, -sobre todo de aquellos que representan deuda-, se transformó rápidamente en un factor determinante en las decisiones de los inversionistas. 

Tanto el origen como el posterior desarrollo y extensión de la calificación radican, en gran medida, en la complejidad y costo que suponen para un inversionista específico realizar un análisis profundo y riguroso de los distintos valores que conforman su universo de opciones. 

Hoy, con el continuo crecimiento del número de emisores, la mayor complejidad de los instrumentos financieros y el proceso de globalización de la economía, es imprescindible para los inversionistas contar con un criterio objetivo, confiable e internacional para evaluar el riesgo involucrado en sus decisiones. 

¿Que utilidad obtengo de una calificación de riesgo? 

En función a la calificación de riesgo que obtenga la entidad esto determinara que tasa de interés pagara en el mercado, es decir, una entidad AAA va a pagar menos que una empresa BBB, ya que la primera posee una probabilidad de incumplimiento menor que la segunda. Es importante que antes de comprar un instrumento financiero obtenga su calificación de riesgo, con el fin de evaluar mejor, la calidad de la inversión a realizar. Actualmente nuestras ofertas de inversión están con sus respectivas calificaciones, te invitamos a conocerlas en un solo click (arriba de la calificación) en: https://bit.ly/2XBjth8